MATERIALES

  • Un cubito de hielo

  • Un vaso con agua

  • Sal

  • Un hilo

DESARROLLO

  • En el vaso con agua ponemos el cubito de hielo

  • Ponemos el hilo sobre el cubito

  • Echamos un poco de sal encima del cubito, encima del hilo

  • Tiramos del hilo, arrastrando el cubito

EXPLICACIÓN

Con sal se funde parte del hielo, se forma una disolución de agua y sal sobre el cubito y desciende la temperatura por debajo de los 0 ºC (descenso crioscópico).

Se conoce como descenso crioscópico a la disminución que experimenta la temperatura de fusión de una disolución respecto a la temperatura de fusión del agua pura (0 ºC).

En unos segundos el agua que moja el hilo se congela y queda unida al cubito de hielo.





MATERIALES

  • Una bolsa de plástico pequeña,

  • Una bolsa más grande con cierre hermético

  • Bicarbonato,

  • Vinagre

  • Un martillo.

DESARROLLO

  • Llenamos la bolsa pequeña con vinagre

  • Cerramos la bolsa con un nudo

  • Ponemos bicarbonato en la otra bolsa.

  • Metemos la bolsa pequeña dentro de la bolsa grande, procurando que queda rodeada de bicarbonato.

  • Y por último, cerramos la bolsa grande y ya tenemos nuestro airbag casero.

Si golpeamos con un martillo sobre la bolsa pequeña se produce una reacción química con desprendimiento de gases que llena la bolsa grande.


EXPLICACIÓN

Al romper la bolsa pequeña entran en contacto el vinagre y el bicarbonato y se produce una reacción química con desprendimiento de dióxido de carbono. Dependiendo de la cantidad de vinagre y de bicarbonato la bolsa tardará más o menos en llenarse. Si se desprende mucho gas la presión puede llegar a romper la bolsa.






MATERIALES

  • Sal

  • Azúcar

  • Hielo

  • 2 platos

DESARROLLO

En uno de los platitos ponemos un poco de sal y un cubito de hielo y en otro platito ponemos azúcar con otro cubito de hielo. El tercer cubito de hielo lo usaremos como referencia

Después de unos minutos podemos ver que:

  • Los cubitos de hielo se derriten si se cubren con sal o azúcar.

  • El cubito de hielo en contacto con sal se funde más deprisa que el cubito con azúcar.

EXPLICACIÓN

En la superficie de los cubitos hay una capa de agua líquida en equilibrio con el hielo. Al añadir sal (o azúcar), parte de ésta se disuelve en el líquido que rodea los cubitos formando una disolución saturada que rompe el equilibrio con el hielo. Para recuperar el equilibrio la disolución tiende a diluirse y el hielo a enfriarse, lo que se logra fundiendo parte del hielo, que extrae el calor necesario para fundirse de la disolución, que se enfría por debajo de los 0 ºC. Por lo tanto, al añadir sal o azúcar sobre los cubitos de hielo se produce un descenso de la temperatura de fusión y los cubitos se funden

¿Pero por qué se funde más hielo con sal que con azúcar? La magnitud del descenso que experimenta la temperatura de fusión es directamente proporcional a la concentración de las partículas disueltas. La sal es

Un compuesto iónico que, al disolverse en agua, se separa en sus iones aumentando la concentración de partículas en la disolución. Por otra parte, el azúcar es un compuesto molecular que no se separa en iones al disolverse en agua. Por este motivo se produce un mayor descenso de la temperatura de fusión con la sal y los cubitos se derriten más deprisa.





MATERIALES

  • Un vaso,

  • Un tubito de plástico transparente,

  • Agua

  • Aceite.

DESARROLLO

Llenamos el vaso con agua y metemos el tubito en el vaso de manera que una parte sobresalga de la superficie del agua. Se pueden utilizar unos palitos para mantener el tubo verticalmente. Si dejamos caer agua en el interior del tubito de plástico siempre se alcanzará la misma altura en el vaso y en el tubito de plástico. Si se vierte aceite dentro del tubito, se observa que el aceite desaloja el agua del tubo. Se puede llenar el tubo completamente de aceite. Fijándonos en los niveles vemos que la columna de aceite alcanza una altura mayor que el agua


EXPLICACIÓN

Una columna de aceite pesa menos que una columna de agua del mismo volumen ya que el aceite es menos denso. Por este motivo al llenar el tubito con aceite alcanza una altura mayor. De esta forma se mantiene el equilibrio entre el agua fuera del tubito y el aceite dentro del tubo.










MATERIALES

  • Una botella de plástico con tapón,

  • Agua

  • Una cañita

DESARROLLO

Primera parte Hacemos un agujero cerca de la base de una botella de plástico, lo tapamos con un dedo y llenamos la botella completamente de agua. Al retirar el dedo el agua sale por el agujero con una velocidad que disminuye a medida que baja el nivel del agua en el interior de la botella.

Segunda parte Hacemos un agujero en el tapón de la botella y metemos una cañita en dicho agujero de manera que casi toda la cañita quede en el interior de la botella cuando coloquemos el tapón. Luego tapamos el agujero de la botella de plástico con un dedo y llenamos la botella completamente con agua. Colocamos el tapón con la cañita y retiramos el dedo.

Vemos que el agua sale por el agujero con velocidad constante que no varía al disminuir el nivel del agua en el interior de la botella.


EXPLICACIÓN

La presión en el interior de un líquido depende de la naturaleza del líquido y de la profundidad.

En la primera parte del experimento, al retirar el dedo sale un chorro de agua impulsado por la presión que ejerce el agua sobre dicho agujero. Esta presión (y la velocidad del chorro) disminuye a medida que baja el nivel del agua en el interior de la botella.

En la segunda parte del experimento, a medida que sale agua por el agujero entra aire por la cañita y se mantiene constante la presión sobre el agujero. El aire que entra por la cañita ejerce presión que compensa la pérdida de presión del agua al perder altura y el chorro sale con velocidad constante.